sábado, 8 de noviembre de 2008

Mucho Ojo!


Según me cuentan algunos seguidores, un apóstata que se apoderó del precioso ministerio que Mi Señor me ha encomendado se ha estado haciendo pasar como mi representante.


Esa afirmación es totalmente falsa, Yo nunca he tenido representante, ¡Ni lo volveré a tener!




Quedan advertidos que quien apoye al tal, Arderá en el lago de Fuego y Azufre!


Así que mucho ojo!!!

5 comentarios:

Monjaguerrillera dijo...

si yo pago, tengo el don de no dejarme engañar, reverendo, ya sabemos.
creo que me he estado retrasando en los diezmos, no sé si mi cuenta está en rojo, pero se la pondré verde no bien acabe la negra crisis de...
¡¡Ya he hecho la promesa!!

El Peregrino dijo...

Oh excelentísimo reverendo, me dejé engañar por el profano mentiroso de Ananías. Consiguió llevarse los diezmos que le envié a usted. Me convenció gracias a una carta que decía:
"Prepara el camino delante de mí, Ananias, siervo fiel, diezmante de diezmantes, voz del desierto que clama ¡Traigan las ofrendas a mí!"... Y venía firmado por el ilustrísimo y magnánimo reverendo Trinquete.

Aunque ahora que lo pienso, pedía la ofrenda en Euros, y si esa no es la moneda del Señor... ¡Qué torpe fui! ¡Tenía que pedir dólares! ¿Cómo no me di cuenta de su engaño?

Para resarcir el error y no acabar en el lago de fuego y azufre, le enviaré el doble a su ministerio glorioso, y en santos dólares americanos. Espero hallar el perdón por mi ignorancia...

Reverendo Trinquete dijo...

Atención Gabriela!
Con sus diezmos añadidos a mi cuenta en la última semana su saldo todavía no esta al corriente.

Espero el pronto cumplimiento de sus promesas o ¡Arderá en el lago de fuego y azufre!

Atención Peregrino!
Así son los falsos profetas, sin embargo el fiel discípulo puede identificar al lobo con piel de oveja.
Gracias por su obsequioso donativo, intercederé por usted, que Mi Señor extienda su Misericordia por sus muchos pecados.

EOP/Biografías dijo...

Le puse unos u$ a su be$t friend. Espero que no surjan celos profesionales

Reverendo Trinquete dijo...

Atención Perpetrador del Ojo Protestante!

Al igual que el nazareno he elegido a mis amigos... porque hacen lo que YO les mando.

No puedo tener celos de aquél que me entrega sus diezmos.